Un catálogo de lo más televisivo

0

Tengo una teoría que no sé si vais a compartir… Mi teoría es que muchas de las series actuales no serían posibles sin nuestro catálogo.

Así como lo oyes (lo lees). Veamos. ¿Qué sería de Grissom, o de la rubia de CSI Miami o del Hodges de Bones sin este libro llamado Análisis químico de trazas?

Televisor vintage

Sin lo que se cuenta en este volumen sobre qué buscar y cómo buscarlo y procesarlo a estos personajes les resultaría imposible localizar al malo malísimo básandose en la minúscula partícula de polen que tenía pegada al tinte del pelo de una variedad floral que sólo crece en Virginia Occidental. O esa escama de un pez exótico del zoo de Nueva York si estamos hablando de “CSI NY”…

La cosa tampoco queda ahí, porque al hermano científico del policía de “Numbers” seguro que se le acabarían los recursos para analizar los patrones de todo tipo (de movimiento, de dinámica de grupos, de distribución de los cuerpos de agresor y víctima en un ascensor, de trayectos en el metro) si no contase con este libro: Análisis multivariable. Teoría y práctica en la investigación social. Y desde luego, la ilustre Temperance Brennan de “Bones” no sería quien es sin estos títulos de Antropología.

Catálogo de la editorial Síntesis 2012

La serie “Dos metros bajo tierra” (“Six Feet Under”) no sería tampoco lo mismo sin Antropología de la muerte de Manuel Fernández del Riesgo.

Por otra parte, en los concursos “Cifras y letras” y “Saber y ganar” la parte de los cálculos quedaría muy deslucida si los concursantes no han tenido acceso al saber que encierra Aritmética y calculadoras.

En fin, según todo lo anterior queda claro que lo que me lleva a afirmar que la parrilla televisiva actual no sería lo que es sin el completo catálogo de la Editorial Síntesis ;-) no es sólo amor de madre (de madre/editora), sino que es una conclusión basada en los hechos.

Si lo quieres comprobar por ti mismo, sólo tienes que darte una vuelta por el siguiente enlace.

Las ciencias adelantan que es una barbaridad

Escrito por Elena el 10 octubre, 2012
Actualidad, Biología, Ciencias biomédicas, Ingeniería, Noticias, Química, Tecnología

0

Cierto, hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad. Tanto, que a veces uno tiene que leer las noticias sobre ciencia despacio y varias veces para entender de qué se trata. Por ejemplo en la noticia titulada “Microrrobot para la liberación de fármacos en el cuerpo” sobre una investigación de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) se menciona la posibilidad de crear microrrobot que ayuden en la distribución y asimilación de medicamentos.

En otras ocasiones, por el contrario, como se te ocurra leer varias veces una noticia de ciencia te das cuenta de que el titular no se corresponde exactamente con el cuerpo de la noticia, descubres que no hay base para las conclusiones que se sacan del estudio mencionado, que el universo estadístico no es representativo, que no se cita fuente o esta carece de credibilidad y toda una serie de errores que invalidan la noticia.

Trama textil bajo una lupa

La observación atenta de los fenómenos, punto de partida de la ciencia

Pero eso ya es otra historia. Volvamos a la noticia sobre la posibilidad de los microrrobot liberadores de fármacos. A esta conclusión se ha llegado observando el comportamiento de los metales en dimensiones nanométricas (dimensiones realmente muy pequeñas ya que el nanómetro es una milmillonésima parte de 1 metro). Como señala el propio artículo, “El trabajo pone de relieve que los grandes gradientes de deformación que se producen en los nanocontactos pueden ser utilizados para producir una respuesta eléctrica en una superficie fina de un material”.

En palabras más sencillas, el comportamiento “anormal” de los contactos entre elementos metálicos de tamaño ínfimo ha hecho pensar a los científicos que investigaban el fenómeno que este comportamiento podría tener aplicaciones concretas en medicina y en tecnología, ya que permite hacer llegar sustancias químicas a lugares concretos del cuerpo humano y también mejorar la capacidad de almacenamiento de algunos dispositivos. A esto le llamo yo pensar de forma creativa: descubres una característica peculiar y le buscas aplicaciones útiles, más o menos alejadas del fenómeno observado.

La ciencia de vanguardia recuerda mucho a la ciencia ficción a veces, ¿verdad?

Por cierto, si te interesan los avances científicos, el blog de la Biblioteca Instituto Química-Física “Rocasolano” es muy recomendable.

Hitos de la revolución digital

0

Acciones tan cotidianas hoy como consultar el correo electrónico en el ordenador o leer el periódico en un smartphone son posibles gracias a una serie de hitos surgidos a lo largo del tiempo en el terreno del software, el hardware, la tecnología y los usos. Resulta curioso echar la vista atrás y descubrir cuándo y cómo surgieron los programas, dispositivos que utilizamos y que a menudo damos por sentados, como si siempre hubieran estado ahí y su aparición no hubiera supuesto cierta revolución.

A continuación recogemos algunos hitos de la era digital, tomados de “Cronología de la edición digital (1912-2012)”, redactado por el equipo de Dosdoce.com y que se puede descargar gratuitamente aquí, previo registro.

  • Los audiolibros aparecieron en EEUU en 1931, dentro de la iniciativa “libros parlantes” para los ciegos.
  • En 1935 nace Penguin Books, la primera editorial que publicará libros de calidad literaria en formato de bolsillo.
  • En 1949 una maestra de Ferrol diseña y patenta un libro mecánico “precedente” del libro digital.
  • En1954 se constata que se difunden más noticias a través de medios electrónicos (radio y televisión) que en papel.
  • En 1958 el estadístico norteamericano John Tukey emplea por primera vez el término “software” en un contexto informático.
  • En 1962 aparece el primer juego de ordenador, Spacewar.
  • En 1964 IBM presenta el primer procesador de texto. También ese año aparece la primera tableta (dispositivo gráfico digital), la RAND tablet.
  • En 1965 Ted Nelson acuña el término “hipertexto“.
  • En 1970 la empresa Books on Tape comienza la distribución y alquiler de audiolibros.
  • En 1971 se envía el primer email.
  • En 1972 se inventa el disco compacto (CD).
  • Salvapantallas de Kindle, el lector electrónico más popular del mundo, en el que se muestran tipos de imprenta

  • En 1974 nace Internet tras instaurar el protocolo TCP/IP. El internet moderno sin embargo no llegará hasta que Tim Berners-Lee y Robert Caillau sienten sus bases hipertextuales en 1990.
  • El primer ordenador portátil data de 1975. Lo fabricó Altair. También de 1975 data la fundación de Microsoft Corporation por Bill Gates y Paul Allen. La empresa se creó “para desarrollar y vender intérpretes ejecutables del BASIC para el Altair 8800″, según indica el estudio de Dos Doce.
  • En 1976 Steve Wozniak y Steve Jobs fundaron Apple Computers. Al año siguiente presentarían el Apple II, el primer ordenador personal con gráficos en color.
  • En 1977 Ward Christensen cifra un programa llamado Modem que permite a dos microcomputadoras intercambiar archivos a través de la línea telefónica.
  • En 1980 los laboratorios Bell desarrollan la tecnología digital del teléfono móvil.
  • El primer ordenador con ratón data de 1981 y se llamaba Xerox Star 8010.
  • En 1983 Microsoft anuncia la creación de Windows: ya no será necesario teclear comandos como en MS-DOS sino que se opera mediante ventanas e iconos con el ratón. No se comercializará hasta 1985.
  • En 1990 surge la primera novela electrónica: “Afternoon” de Michael Joyce.
  • La www World Wide Web, la red mundial en Internet se hace pública en agosto de 1991.
  • El primer SMS data de 1992.
  • Hemos seleccionado los datos más relevantes y no demasiado recientes, aunque el documento de Dos Doce abarca desde 1912 hasta 2012, así que la pregunta es ¿qué sucederá después?
    Lo apasionante de trabajar en el sector editorial en este momento de cambio constante es precisamente experimentar en vivo la reinvención del oficio y sus artes día a día. Aunque a veces dé bastante vértigo.

    Fundamentos, método e historia de la ingeniería

    Escrito por Noelia el 3 diciembre, 2010
    Comentarios del autor, Ingeniería

    0

    Cuando inicié los estudios superiores, en la segunda mitad de los años cincuenta, lo que me decidió a estudiar para ser ingeniero fue más el prestigio que las Escuelas de Ingenieros tenían en aquellos tiempos, y el reto que representaban para el que pretendía ingresar en sus aulas, que una clara vocación -cualquier cosa que sea eso- hacia la ingeniería, que, por otra parte, no tenía muy claro en qué consistía. Fue luego, una vez obtenido el título, y cuando inicié mi labor profesional (que se ha desarrollado fundamentalmente en la enseñanza y en la investigación en una Escuela de ingenieros) cuando tuve que plantearme seriamente en qué consistía ese modo de quehacer humano, y cuál es la especificidad que lo distingue de otras actividades, a veces en apariencia muy cercanas.

    La necesidad de esa clarificación se me hizo especialmente patente cuando me vi, muy temprano, como Director de una Escuela Técnica Superior de Ingenieros, en un momento especialmente delicado de la historia de ese Centro. Esa Escuela pertenece a una Universidad que no es Politécnica, por lo que en su seno la defensa de la especificidad de los ingenieros se convierte en una labor imprescindible. Por ello y desde entonces he tenido que reflexionar sobre esas peculiaridades, y el resultado de ello es este libro.

    Los ingenieros son artífices de la mayor parte del mundo artificial en el que vivimos. Detrás de casi todo lo que nos rodea, o de lo que vemos en nuestro entorno, se intuye la mano de un ingeniero. Por eso es tan perentoria la necesidad de reflexionar sobre la ingeniería desde dentro y desde fuera de la profesión.

    En el libro la cuestión se aborda desde distintas perspectivas. Se analizan las peculiaridades del mundo de la ingeniería, así como intentos de modular el método que la caracteriza. Se incluyen también brochazos sobre su historia y concluye con una reflexión sobre las componentes éticas que comporta el ejercicio profesional en un dominio de tan patente repercusión en la vida comunitaria.

    Estos asuntos pueden ser de interés para el estudiante que se está formando con el fin de incorporarse a la profesión, para el ingeniero que se inicia en ella o para el que lleva ya muchos años de labor y, en fin, para el publico culto en general que constata que está inmerso en un mundo en el que los productos de la ingeniería forman el esqueleto de casi todo lo que le rodea.

    Javier Aracil

    Fundamentos, método e historia de la ingeniería

    Escrito por Noelia el 8 octubre, 2010
    Ingeniería, Novedades 2010

    0

    Javier Aracil

    -

    -
    ISBN: 978-84-975671-3-8  •  434 páginas

    -

    En el mundo artificial en el que vivimos, la afirmación de la radical especificidad de la ingeniería, y la reflexión sobre su método y naturaleza, se hace ineludible. Este libro constituye una reflexión sobre la ingeniería entendida como los conocimientos y las actividades profesionales de los ingenieros, los cuales han contribuido decisivamente a la producción del mundo artificial “ingeniado”, en el sentido de hecho con ingenio, conocimiento y habilidad, que es como los ingenieros hacen las cosas.

    Los ingenieros han estado tradicionalmente muy ocupados en sus propias labores, y no ha sido corriente entre ellos dedicarse a analizar los entresijos de la profesión, su historia y su fundamentación, pues esta última parecería obvia, dado el éxito alcanzado por sus productos. Sin embargo, ese análisis es hoy imperioso tanto desde el punto de vista de la percepción social que recibe la ingeniería como desde dentro de la misma comunidad de los que la practican. El libro está pensado al menos para dos tipos de lectores: los propios ingenieros, especialmente los más jóvenes, que se cuestionan el sentido de su profesión; y el público culto general que pretenda acercarse al mundo de la ingeniería.

    Javier Aracil Santonja es miembro de la Real Academia de Ingeniería.

    Tecnología Eléctrica (3.ª edición)

    Escrito por pranera el 11 mayo, 2010
    Ingeniería, Novedades 2010

    0

    José Roger Folch
    Martín Riera Guasp
    Carlos Rondán Porta

    -

    -
    ISBN: 978-84-773876-7-1  •  396 páginas

    -

    En esta tercera edición se mantienen los objetivos y la estructura de las dos anteriores, si bien se ha producido una notable actualización de los diferentes capítulos para adaptarlos al nuevo Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión de 2002, a las nuevas normas UNE que se han ido publicando durante estos años y a las modificaciones introducidas en las normas UNE anteriormente existentes (especialmente la UNE 20-460:2004 en sus diferentes partes); asimismo en esta actualización se ha tenido en cuenta la evolución tecnológica de los diferentes elementos de las instalaciones eléctricas.