Daiquiri, caipiriña y Manhattan

Escrito por Elena el 23 noviembre, 2012
Cocina, Hostelería y Turismo, Novedades 2012, Turismo

0

Ojeando el libro “Procesos de servicio en bar-cafetería” he encontrado una sección dedicada a cócteles que no tiene desperdicio. Y hoy como es viernes el tema resulta de lo más apropiado. Vamos a ver, ¿qué ingredientes tiene un daiquiri?, ¿y una caipirinha? y ¿un Manhattan?

Vaso con bebida

Daiquiri

  • 4/3 ron blanco
  • 1/4 de zumo de limón
  • 3 golpes de jarabe de azúcar
  • coctelera y copa coctel

Caipiriña

  • 1 lima troceada y machacada
  • 1 cc de azúcar
  • 1 copa de cachaça llena con hielo troceado directamente “on the rocks”

Manhattan

  • 2/3 whisky canadiense
  • 1/3 de vermú italiano
  • 1 golpe de angostura
  • guinda roja macerada al Maraschino
  • vaso mezclador
  • copa cóctel

Estos y muchos más cócteles los puedes encontrar en la pag 206 de “Procesos de servicio en bar-cafetería“. Pero, ya sabes, el alcohol siempre con moderación…

Una portada con efecto de sonido

Escrito por Elena el 26 octubre, 2012
Actualidad, Hostelería y Turismo, Humor, Novedades 2012, Turismo

0

En el hall de la oficina, entre los libros recién publicados, me acabo de topar con un libro con una portada con efecto de sonido incorporado o sinestésica. Observa atentamente y abre bien los oídos:

Cubierta del libro Procesos de servicio en bar-cafetería

Dos tazas en una mano y en la otra dos vasos; a mí se me hubiera caído...

¿No te pasa como a mí, que al ver esas manos con tanta taza y vasos en equilibrio oigo la típica música de malabarista de circo en plan “ti ti tiri riririti…”?

Y eso que el marco verde le da cierta “estabilidad” a los vasos de la mano derecha, pero en fin, en esa postura a mí se me habría caído la mitad de los recipientes por el camino. Y es que algunos camareros parecen malabaristas (y el trabajo de editor a veces también se parece a un ejercicio de malabares). Habrá que echarle un ojo al libro a ver si se nos pega algo ;-) Aquí dejo el enlace: Procesos de servicios en bar-cafetería.

Higiene para la mente y el cuerpo

0

En Síntesis estamos horneando nuevos títulos para lanzar en breve a las librerías. Aunque leyendo las cubiertas de los libros pueda parecer que están muy alejados entre sí, en cierto sentido, todas nuestras próximas publicaciones están relacionadas con la búsqueda de cierta higiene para la mente y el cuerpo, desde la enseñanza, el análisis político o la correcta manipulación de alimentos.

  • Orientación, tutoría y educación emocional

La orientación se propone el desarrollo de la personalidad integral del alumnado. Esto significa no solamente desarrollo cognitivo, sino también social, emocional, moral, físico, etc. La finalidad es formar personas para que puedan vivir y convivir en paz y en democracia. Índice del libro y más información aquí.

  • Fundamentos pedagógicos de la evaluación

Cualquier proceso evolutivo necesita la medida como base objetiva en la que fundamentarse. Este es el punto de partida de esta obra. Índice del libro y más información aquí.

  • Deliberación pública y democracias contemporáneas

Cómo se toman las decisiones en los sistemas democráticos, cómo se organiza la representación y qué características debería tener un modelo de ciudadanía para ser capaz de potenciar la inclusión política. Resumen e índice del libro aquí.

  • Seguridad e higiene en la manipulación de alimentos

Mens sana in corpore sano. Como somos lo que comemos (y lo que nos dan de comer) es fundamental que los profesionales de la hostelería y la restauración sepan cómo gestionar de forma correcta la manipulación y la seguridad de los alimentos. El libro contiene guías de prácticas correctas de higiene, así como el análisis de peligros y puntos de control críticos. Resumen e índice del libro aquí.

Con docentes que sepan evaluar, orientar, tutorizar y con sistemas políticos que sepan fomentar la participación en la toma de decisiones y con “buenos alimentos” manipulados correctamente y procesados de forma segura, el panorama de una sociedad y de un país mejoran mucho.

Libros en todas partes

0

Levantas la cabeza y ahí están. En los sitios más insospechados, por ejemplo, junto a una máquina de refrescos en una puerta de embarque de Gatwick.

En los últimos años, en algunos aeropuertos ingleses y de otros países  han proliferado máquinas expendedoras de libros de bolsillo, la llamada literatura de aeropuerto, títulos entretenidos para ir leyendo mientras dura el vuelo y para dejar “olvidados” en algún asiento cuando se terminan de leer para disfrute del siguiente viajero.

Pero la cosa no queda ahí. En el Teatro del Matadero de Madrid también tienen una máquina expendora de libros, llamada Bellamatamátic.

Imagen de máquina dispensadora de libros en el Matadero de Madrid

Máquina dispensadora de libros del Teatro El Matadero de Madrid

En diversas estaciones del metro de Madrid existen las llamadas bibliometros, bibliotecas de préstamo subterráneas para sacar prestado un libro sobre la marcha.

Servicio de préstamo de libros en el metro de Madrid

En Pekín han ideado un sistema ingenioso de préstamo de libros mediante máquinas expendedoras. El usuario selecciona el libro, introduce 100 yuanes (unos 12 euros) y muestra documento de identificación y la máquina le dispensa el libro. Si el usuario devuelve el libro dentro de la fecha establecida, en la propia máquina o en la biblioteca municipal, la máquina le devuelve los 100 yuanes. Sencillo y cómodo.

Recepción y reservas

Escrito por Elena el 13 agosto, 2012
Hostelería y Turismo, Novedades 2012, Turismo

0

Da lo mismo que uno llegue a un gran hotel, a una casa rural, a un hospital o a una residencia. Desde el momento en que entras en contacto con las personas encargadas de la recepción y las reservas se inicia un proceso que debería estar guiado por una serie de criterios y pasos para que el servicio se preste de una forma eficaz y agradable. Eso convertirá la estancia en una buena experiencia y nos hará repetir, en el caso de tengamos elección, o en otras palabras, permitirá la fidelización. De no ser así, si el trato o la forma de gestionar fueran poco profesionales, además del descontento generado en el cliente concreto, cabe la posibilidad de que algunos usuarios molestos dejen comentarios en foros o blogs del ramo.

El libro Recepción y reservas de José Antonio Dorado explica todo lo que hay que saber para desarrollar estas tareas de forma profesional y adecuada y evitar así el descontento de los clientes.

En concreto, el libro se ocupa de los siguientes aspectos:

1. LA RECEPCIÓN DE LAS EMPRESAS DE ALOJAMIENTO

Supervisión del departamento de recepción

2. RESERVAS

Optimación de la ocupación del establecimiento

3. MOSTRADOR
Formalización de operaciones previas a la entrada del cliente

4. FACTURACIÓN Y CAJA

Control y realización de operaciones originadas durante la estancia
y salida del cliente.

5. SEGURIDAD EN LOS ESTABLECIMIENTOS DE ALOJAMIENTO TURÍSTICO

En este apartado de seguridad, lo que nos ha parecido más curioso es lo que se indica sobre la seguridad de las personalidades.

Si te ha interesado este post seguramente te guste el siguiente artículo sobre la gestión de un establecimiento hotelero en clave humorística: Este hotel no es una ruina.

La 13 Rue del Percebe

Escrito por Elena el 6 agosto, 2012
Actualidad, Hostelería y Turismo, Novedades 2012, Turismo

0

Lo reconozco, a mí me marcó La 13 Rue del Percebe. Cualquier serie, cómic o película que trate de una comunidad despierta en mi memoria irremediablemente el referente del tebeo clásico de Ibáñez. Aquella gente tan extraña (el moroso de la azotea, la señora del loro, el de la tienda de ultramarinos, el cegato) tenía algo fascinante para mi mirada infantil.

Me sorprendía aquel afán por pagar con botones y por engañar al prójimo y estirar al máximo la imaginación para sacar tajada de la torpeza o ingenuidad de vecino, pero también me fascinaba que en un espacio tan pequeño pudieran caber tantas historias, peripecias y puntos de vista. Cuánta gente distinta en pocos metros cuadrados (o centímetros, dado que era un tebeo). Visto desde ahora y con cierto enfoque de taller de narrativa sorprende la capacidad de Ibáñez para estirar las situaciones sin caer en la repetición y sin forzar la verosimilitud de los personajes: cierto que todos eran esperpénticos y exagerados, pero no dejaban de tener su punto “humano”.

Espero que la gestión de los departamentos de pisos en el siglo XXI tenga poco que ver con las historias de la 13 Rue del percebe por el bien de quienes tengan que dedicarse profesionalmente a estos menesteres. Para averiguar si se parece o no, solo cabe pinchar aquí.