Editorial Síntesis S. A. acerca el ebook al aula

Escrito por pranera el 25 noviembre, 2013
Actualidad, Eventos, Libros digitales

1

Cada día con más frecuencia los alumnos y los docentes de los ámbitos español y latinoamericano demandan el uso de libros en formato digital.

Editorial Síntesis, S. A. ofrece además el e-book en dos modalidades: en la de descarga y en la de visor on-line.

Si desea conocer las ventajas de utilizar estos materiales para docentes y alumnos, solicítenos información al correo comercial@sintesis.com y nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.

Puede descargarse un folleto informativo pulsando en el siguiente link (pulsar aquí).

Proust y Joyce en las redes sociales

0

Hace unos días comentábamos los cambios que han supuesto las nuevas tecnologías del libro y de internet para el panorama literario. En aquel post recogíamos la noticia de Eva García Sáenz de Urturi, una bibliotecaria de Alicante que con su primera novela consiguió dejar atrás en la lista de los más vendidos de Amazon a Ken Follet y Matilde Asensi. Hoy por hoy, la tecnología permite que un autor se autoedite, distribuya su obra a través de librerías online o de blog, y que se dé a conocer ante un gran número de lectores a través de internet y de las redes sociales.

Imagen de nuestro perfil en la red social Twitter (https://twitter.com/edsintesis)

Es evidente que el tipo de narrativa que puede triunfar en el ámbito de la autoedición con grandes cifras de venta debe tener unas características que la conviertan en fenómeno de masas. En otras palabras, por la propia naturaleza del sistema de autoedición, dudo mucho que En busca del tiempo perdido de Proust o El Ulises de Joyce fueran a triunfar en el top ten de los ebooks más vendidos de Kindle, por más que los libros costasen 3 euros o nos regalaran magdalenas mojadas en té o una ración de casquería con adobo dublinés.

Por otra parte, pensándolo bien, la novela de Joyce daría para un Foursquare muy completo, todos esos check-in (registros) y badges (chapas, medallas) con los lugares que aparecen en el libro del irlandés, Fulanito acaba de hacer check-in en la biblioteca, Zutanito acaba de hacer check-in en la playa… los sonidos de alarma del smartphone se convertirían en onomatopeya y terminarían integrándose en la propia novela, como le habría gustado al propio Joyce, tan dado a imbricar los elementos de distinta procedencia en la narración, y de esta forma se crearía una nueva experiencia lectora, la de quien lee la novela con el smartphone en la mano y es interrumpido/enriquecido a cada párrafo por un bing que indica que alguien se ha internado en alguno de los rincones dublineses que se mencionan en la novela.

Por su parte, a Proust le veo más aplicación en algo tipo Facebook (“X ahora es amigo del Barón de Charlus”; un poco después “Y ha sido etiquetado en una foto del ‘cogollito’”) o en Pinterest: un despliegue de fotos de catedrales, calles, el río, primeros planos de manjares franceses a todo color y con todo detalle, planos medios de hombres más o menos apuestos… Y conceptualmente lo que más se ajustaría a Marcel Proust y su enfoque vital y literario sería, por supuesto, cualquier aplicación de realidad aumentada (o detenida, también; un time lapse peculiar, como esos de flores que se abren lentamente en primer plano).

En fin, resulta curioso imaginar este tipo de cosas.

De bibliotecaria a autora de éxito

Escrito por Elena el 14 septiembre, 2012
Actualidad, Lengua y literatura, Libros digitales, Mundo del libro

0

Como diría el padre de Julio Iglesias, el mundo literario actual a veces es raro, raro (pronúnciese alargando las aes). Las tecnologías del libro electrónico y el mundo de Internet 2.0 han creado las condiciones para que personas más o menos anónimas puedan, en pocas semanas, publicar su libro, lograr notoriedad y situarse en un lugar muy visible de la lista de ventas.

Por supuesto, no todo se limita a tener maña con el programa de maquetación (o un hijo o conocido que la tenga), la habilidad para elegir el precio de venta adecuado y un sobrino que controla mucho de Facebook y Twitter. Es evidente que para que las posibilidades de la autoedición y autopromoción en las redes sociales se puedan convertir en un éxito real hace falta un cierto talento a la hora de contar historias, olfato para detectar qué tramas o personajes engancharán y poseer la capacidad de comunicarse con una gran masa de lectores o internautas y de crear dinámicas de recomendación eficaces. Y, por supuesto, hace falta mucha dedicación.

La escritura se ha adaptado a los nuevos tiempos: he aquí el salvapantallas de un lector electrónico

Pues bien, la bibliotecaria de la Universidad de Alicante Eva García Sáenz de Urturi, que con su primera novela, La saga de los longevos, ha saltado a la lista de los más vendidos en las listas Amazon, por delante de Ken Follet o Matilde Asensi, debe tener una buena dosis de estas cualidades. Según se recoge en el artículo de El Mundo que enlazamos unas líneas más abajo, la autora manejó “una bibliografía de más de trescientos volúmenes de obras relacionados con el tema, además de visitar todos y cada uno de los lugares en los que ambienta su novela”. Previamente, además, Eva había participado en varios talleres online sobre escritura de novela en diversas escuelas de escritores. La autora, al ver que las editoriales tradicionales no estaban interesadas en su libro, contrató una portada, se autoeditó, creó una página web y puso a la venta la novela en Amazon. Más tarde llegarían el éxito y la edición del libro en papel, con una tirada enorme.

Eva García es óptica de formación y tiene dos niños pequeños. No sabemos si sería buena estudiante, pero es indudable que buen ojo sí que tiene. Aquí la noticia completa.

Autoedita que algo queda

Escrito por Elena el 3 septiembre, 2012
Actualidad, Libros digitales, Mundo del libro

1

El libro electrónico, las redes sociales y ciertos nuevos hábitos de lectura y de compra están modificando el mundo del libro tal y como lo conocíamos. La necesidad de mantenerse a flote y de adaptarse a las nuevas circunstancias ha hecho que se redefinan papeles, y así, por ejemplo, las funciones que antes desempeñaba un agente, ahora son asumidas con naturalidad por los autores de novelas.

En esta misma línea y dando un paso más allá, se encuentra uno de los fenómenos emergentes en el mundo de la edición contemporánea, el de la autoedición. Con las nuevas tecnologías y la implantación del marketing basado en internet y de la web 2.0, los autores (especialmente los de narrativa) pueden editar y promocionar sus propios libros. Son numerosos los escritores de ficción que se han lanzado a esta aventura, tanto en Estados Unidos, Inglaterra como en España, con éxito desigual.

Lector de libros electrónicos Kindle

La edición de ebook, por su menor coste y su agilidad, ha dado un impulso a la autoedición

La asunción de funciones de edición y de agencia literaria supone una sobrecarga para el autor, y por otra parte la promoción diaria a través de redes sociales, así como la estrategia de precios que debe aplicar para mantenerse en la lista de los más vendidos implican un gran esfuerzo y una gran dosis de habilidad por parte del autor, en los ámbitos comercial, promocional y de la comunicación.

La situación sería muy diferente para un autor de no ficción y concretamente en el ámbito educativo o profesional: en ese caso, el respaldo de una editorial especializada y con una larga trayectoria en ese ámbito es muy difícil de sustituir, así como el enfoque de calidad y rigor precisos en estas áreas.

El fenómeno de la autoedición alcanzó un punto importante la primera semana de agosto pasado, cuando cuatro escritores autoeditados se “colaron” en la lista de los más vendidos del New York Times. Cuatro de los autores de Smashwords, una plataforma de autoedición y distribución en Estados Unidos, se encontraban la semana del 2 de agosto en la lista de best sellers del New York Times, compuesta por 25 títulos. Los autores y títulos son: Colleen Hoover, con Slammed y Point of Retreat, R.R. Mathewson con Playing for Keeps, Lya Sinclair gracias a su libro Training Tessa y, finalmente, Bella André, con If You Were Mine, Can’t Help Falling in Love y I Only Have Eyes for You.

Y de repente, una visión (o un visor)

2

El paseante de la Feria del Libro al llegar a la caseta 274 y levantar la vista se topa con un cartel interesante:

Nuevo sistema de visor on line para libros electrónicos, más rápido y cómodo


Y es que en Síntesis, en nuestra apuesta por el libro digital, hemos dado dos pasos adelante:

  1. Hemos incorporado un visor online, para que nuestros ebook se puedan ver cómoda y rápidamente en diversos dispositivos sin necesidad de instalarse programas adicionales y sin los problemas de conversión que surgen a veces. Además de lo anterior, esto supone las siguientes ventajas:
    • el usuario puede personalizar el sistema: dispone de su biblioteca y puede leer a pantalla completa eliminando menús.
    • se pueden añadir anotaciones al libro, gestionarlas y ver las publicadas por otros usuarios.
      el sistema integra acceso a Facebook y a Twitter.
    • el nuevo visor on line permite la compra en la modalidad suscripción temporal al libro.
  2. Por otra parte, hemos bajado sustancialmente los precios de los libros en versión digital y así, por ejemplo, en un título que en papel tiene un PVP de 16,50, en digital sólo cuesta 10,30. Más ejemplos aquí.

Sobre la lectura en los ereader

Escrito por Elena el 17 mayo, 2012
Actualidad, Libros digitales, Mundo del libro

0

Cada vez vemos con más frecuencia personas leyendo en ereaders en el transporte público, en cafés y playas. Si te vas a comprar uno, una de las prioridades debería ser asegurarte de que el modelo elegido canse lo menos posible la vista.

Salvapantallas del e-reader Kindle

Aspecto del salvapantallas del ereader de Amazon Kindle 4, de pantalla no táctil y sin reflejos

Factores como el tipo de iluminación de la pantalla, el contraste tinta/fondo (o letra y fondo) y la posibilidad de ampliar el tamaño de letra deberían ser muy tenidos en cuenta a la hora de optar por un modelo u otro.
Dentro de mi experiencia, si comparo los diversos dispositivos en los que leo ebook, el más cómodo es con diferencia el Kindle 4 (no el Touch; los dispositivos con pantalla táctil habitualmente cansan más la vista). Leer un rato corto en el Iphone resulta cómodo, tanto en IBook como en la aplicación de Kindle (que sincroniza tus lecturas con las de tu dispositivo de Amazon), pero las pantallas retroiluminadas, como la del Iphone y el Ipad, como se sabe, cansan la vista. Amigos y conocidos hablan muy bien de los lectores de Sony, e incluso del Nook de la cadena de librerías norteamericanas Barnes & Noble pero yo apenas los he usado en tiendas.

En cualquier caso, si ya tienes un eareader este artículo, te da buenos consejos sobre cómo leer con él.