Pilar Requena firma en la Feria del Libro “Afganistán”

0

El pasado domingo día 27 de mayo la reportera Pilar Requena estuvo firmando ejemplares de su libro “Afganistán”, en el que analiza los principales rasgos de este país en la actualidad y profundiza en las raíces de estos problemas y retos.

Pilar Requena firmando un ejemplar de su libro

La periodista y autora cuenta con una amplia trayectoria como corresponsal de Televisión Española y conoce bien la historia y el día a día de este país.

Ejemplares del libro "Afganistán"

La calurosa mañana de domingo en la Feria del libro estuvo animada en nuestra caseta 274, especialmente cuando aparecieron las cámaras de la televisión pública española.

Interior de la caseta de Síntesis cuando llegaron las cámaras de televisión de RTVE

Afortunadamente el bar no quedaba lejos, así que entre firma y firma pudimos refrescarnos bien. Los mediodías de finales de mayo en la Feria del Libro de Madrid requieren hidratarse adecuadamente.

Para consultar una entrevista extensa con Pilar Requena sobre el pasado, presente y el incierto futuro de Afganistán pincha aquí.

Puedes leer el índice del libro o comprarlo en papel, ebook o visor online en este enlace.

La Feria del Libro ya está aquí

0

Parece que fue ayer cuando tomamos esta foto:

Cartel de la edición del año pasado de la Feria del Libro de Madrid, diseñado por Alberto Corazón

Y también parece que fue ayer cuando tomamos esta otra foto en el Retiro madrileño.

Vista de la Feria del Libro de Madrid, con su mezcla de gente, casetas y naturaleza

Pero no, ha pasado casi un año. Y quien más quien menos todos hemos corrido un montón de aventuras, ganado y perdido ligas de fútbol, tenido un hijo, cambiado de trabajo o de casa, ido y vuelto de vacaciones, plantado un árbol y desde luego muchos, pero que muchos autores han escrito un libro y nosotros (u otras muchas editoriales) se lo hemos publicado.

Feria del Libro de Madrid 2012. Síntesis ocupa la caseta 274

Cartel de la feria del libro de Madrid de 2012

En fin, larga vida al libro en cualquiera de sus formas y larga vida a las Ferias del Libro que en el mundo son.

Nosotros estamos desde ahora mismo hasta el día 10 de junio en la caseta 274. La reportera de RTVE Pilar Requena estará firmando ejemplares de su libro “Afganistán” el domingo 27 de 12 a 14 horas. En este enlace puedes leer una entrevista que le hicimos en la que se analiza la historia y la actualidad de este país.

¿Malos tiempos para la enseñanza?

Escrito por Elena el 18 mayo, 2012
Educación, Novedades 2011

0

La conocida frase era un poco diferente: malos tiempos para la lírica, pero en coyunturas de crisis como la de ahora parece que los tiempos fueran malos para prácticamente todo. Recortes, masificación de las aulas, aumento de la carga lectiva por docente… la situación es realmente complicada. Y sin embargo, como decía Einstein, es en la crisis donde nacen la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.

En otras palabras, a malos tiempos, reglas claras: el libro “Enseñar hoy. Didáctica básica para profesores” de José Bernardo Carrasco recoge una serie de recomendaciones para mejorar la educación. Muchas de ellas las pueden aplicar los docentes de manera inmediata.
“Toda acción pedagógica, educativa, responde necesariamente a una concepción antropológica más o menos definida. Cada página de Enseñar hoy refleja una concepción educativa muy concreta, aquella que centra toda la atención en la relevancia de la persona, de cada persona. No somos las personas las que nos tenemos que adecuar a las distintas teorías o sistemas, sino que deberían ser las teorías y los sistemas educativos los que deben adecuarse a la realidad“, así sintetiza el enfoque de su libro Bernardo Carrasco en la contraportada.

Y una vez entrado en materia señala lo siguiente:

“(…) el éxito del profesor en la dirección de la clase se asienta sobre dos importantes columnas: la autoridad y la destreza, que se apoyan mutuamente. Es difícil concebir un profesor prestigioso que no sepa conducir con acierto a los alumnos, o que, por el contrario teniendo dificultades en el gobierno del grupo, su autoridad no sufra un grave deterioro. Veamos ambos aspectos.

10.4.I. La autoridad del profesor

La principal fuente de recursos del profesor, la más provechosa, está en él mismo, en su propia personalidad (…) El buen profesor no precisa de un código de reglas disciplinarias para gobernar a sus alumnos, todos le respetan y aprecian porque tiene autoridad. (…)

A) Competencia profesional

El profesor ha de mostrarse con la competencia y preparación necesarias para salir siempre airoso en su trabajo docente. La experiencia demuestra que los profesores bien preparados son aceptados -y hasta admirados- por los alumnos, y no tienen dificultades para dirigir la clase. Los problemas de orden y disciplina suelen ir asociados a los profesores que no se muestran a la debida altura profesional.

Esta preparación le exige al profesor:

  • Conocer bien su materia.
  • Preocuparse por el constante perfeccionamiento profesional.
  • Saber-hacer, saber-qué-hacer y mandar-hacer.
  • Saber motivar.
  • Saber programar.
  • Conocer a sus alumnos.
  • Ayudar adecuadamente a cada uno, según sus necesidades.
  • Ser ordenado y exigir orden.

Por otra parte, el profesor ha de tener una personalidad equilibrada. Por ello no debe pertenecer a ninguno de los siguientes tipos:

  • Profesor indiferente, que se interesa más por lo que enseña que por aquellos a quienes enseña.
  • Profesor frustrado, que tiende hacia actitudes rencorosas.
  • Profesor autoritario, al que sólo le gusta mandar y puede llegar a crear en las aulas un ambiente de enfrentamiento.
  • Profesor inseguro, que busca la seguridad que no tiene en los alumnos, y termina volviéndose tiránico, maniático y ansioso”.

(pp 205- 207 Enseñar hoy de José Bernardo Carrasco, Universidad Internacional de la Rioja).

Para saber más sobre el libro comentado, ver su índice o comprarlo pincha aquí.

Cómo hacer frente al tecnoestrés

Escrito por Elena el 7 mayo, 2012
Novedades 2011, Psicología, Tecnología

0

El libro Tecnoestrés de Susana Llorens, Marisa Salanova, y Mercedes Ventura Campos recoge diversas formas de abordaje eficaz del estrés relacionado con las tecnologías. Hemos extraído algunas de ellas, relacionadas con dos puntos fundamentales, la autoeficacia con tecnologías y una correcta gestión del tiempo.

pag 129
“En cuanto a la autoeficacia es necesario que se trate en las sesiones con el objetivo de que los participantes (1) se conciencien de la relevancia de poseer niveles de autoeficacia específica sobre la tecnología para prevenir el tecnoestrés y mejorar el desempeño del trabajo, (2) aprendan la importancia de conseguir una base sólida de creencias de eficacia específica, (3) conozcan de forma experiencial cuáles son los antecedentes responsables del incremento de la eficacia específica con la tecnología, para saber cómo incrementarlas (generando experiencias de éxito, observando los logros de los demás, reforzando socialmente a otros y experimentando estados fisiológicos o activación emocional positivos), (4) aprendan a evaluar sus niveles de autoeficacia específicas con la tecnología y (5) descubran cuáles son sus consecuencias e implicaciones para prevenir el tecnoestrés.

Para saber más sobre el libro Tecnoestrés o para descargar el índice del libro en PDF haz clic aquí.

Querido profesor

Escrito por Elena el 13 abril, 2012
Educación, Novedades 2011

0

¿Quién no ha explicado alguna vez matemáticas, o enseñado a cocinar un plato determinado,  dado unas clases de español a algún extranjero, o mostrado a alguien cómo se crea una presentación en Power Point? Incluso de no ser así es posible que en el trabajo hayas tenido oportunidad o necesidad de enseñar algún proceso o procedimiento a un compañero más joven o de otra área (esa famosa aplicación que por algún motivo sólo tú pareces entender). Desde esta perspectiva, muchos de los lectores de este blog son profesores o maestros, de manera formal o informal. Otros lectores del blog -la mayoría- no son profesores y quizá tampoco se hayan visto en la situación de ejercer de instructor improvisado, pero todos nosotros sin excepción hemos tenido maestros y profesores que nos han marcado, para bien y para mal.

Intuitivamente todos sabemos describir los requisitos que debe tener un buen docente: ser capaz, cálido, con la habilidad de inspirar respeto y ser respetuoso a  su vez, tener autoridad pero no ser autoritario, contar con una visión clara de su materia y con una visión igualmente clara de lo que pasa por las cabezas de sus alumnos y de lo que ocurre en el aula.

José Bernardo Carrasco, asesor pedagógico en la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), analiza en detalle estos rasgos en el libro Enseñar hoy, concretamente en el apartado El profesor como líder de la clase (pag 205 y siguientes):

“El éxito del profesor en la dirección de la clase se asienta sobre dos importantes columnas: la autoridad y la destreza, que se apoyan mutuamente. Es difícil concebir un profesor prestigioso que no sepa conducir con acierto a los alumnos, o que, por el contrario, teniendo dificultades en el gobierno del grupo, su autoridad no sufra un grave deterioro. Veamos ambos aspectos.

10.4.I. La autoridad del profesor

La principal fuente de recursos del profesor, la más provechosa, está en él mismo, en su propia personalidad (…) el buen profesor no precisa de un código de reglas disciplinarias para gobernar a sus alumnos, todos le respetan y aprecian porque tiene autoridad.

De partida, el profesor posee la potestas, pero la auctoritas ha de conseguirla mereciéndola. Si se ejerce la potestas sin la autorictas, lo más que se puede conseguir de los escolares es una obediencia temerosa junto con un rechazo afectivo. Bajo este prisma, el profesor debe imponerse a sus discípulos, no por exigencias de poderío ni por procedimientos coactivos, sino como consecuencia natural de su madurez intelectual y humana, de la ascendencia moral que le proporciona su conducta ejemplar y del liderazgo magistral que ejerce sobre ellos.

La autoridad es más una conquista que el profesor debe realizar por su capacidad, dedicación, entrega, coherencia y madurez obtenida en virtud de una titulación académica. Se ve claro que la autoridad está íntimamente ligada al prestigio y que se refuerzan mutuamente. ¿Acaso no es el buen hacer docente el que refuerza y mantiene el crédito y la confianza que los escolares deben a su maestro? El prestigio y la buena fama del profesor juegan un papel decisivo en favor de la autorictas que se resuelve, sin duda, en una adecuada dirección de la clase. Pero, ¿cómo puede un profesor conseguir este prestigio? A base de tres condiciones: competencia profesional, respeto y aprecio a los alumnos y coherencia de vida”.

Recomendaciones para el tecnoestrés

0

¿Estás tratando de enseñar a alguien a manejar su nuevo portátil, o su Ipad? ¿Estás sumergiéndote en Internet por primera vez y andas un poco perdido y agobiado?
¿Te produce ansiedad la tecnología, por estar poco familiarizado o porque te pasas el día frente a la pantalla?
A continuación reproducimos un decálogo de recomendaciones procedentes del libro Tecnoestrés. La mayoría de ellas están dirigidas a personas que se inician en la tecnología, pero también las hay para quienes pasan demasiado tiempo sobre el teclado o descuidan su vida personal.

1. Diviértete con la tecnología. Comienza a usar el ordenador, juega con él para perderle el miedo. Puedes empezar por saber “cómo piensa” la tecnología.
2. “Don´t worry be happy!”. Existe muy poca probabilidad de que rompas la tecnología simplemente porque la uses. No olvides que aunque de manera accidental pudieras borrar un documento existen métodos para recuperarlo.
3. Sin pausas pero sin prisas. No quieras realizar operaciones complicadas. Comienza con tareas sencillas, fáciles, que te permitan ir adquiriendo experiencia y control de la situación. Y sigue tu ritmo. Si te pierdes, pide ayuda.
4. Perdona pero no olvides. Recuerda que puedes cometer errores al principio (todo el mundo lo hace). No te culpes ni te desmoralices por ello. Lo mejor es intentar aprender de los errores que cometas.
5. Date un capricho. Resulta indispensable que los avances en el uso de la tecnología se premien; por ejemplo, dando la oportunidad de ganar un portátil o un reconocimiento para la evaluación del desempeño o simplemente dándote un capricho.
6. Vive la vida laboral. Establece periodos para el contacto personal cada 4 o 6 horas para evitar la soledad que genera el uso de la tecnología. Tómate un café con un compañero. Invierte en amistades.
7. También hay vida después de la tecnología. Asegúrate de que la tecnología no es el centro de tu vida, sólo una herramienta para facilitar el trabajo. Asegúrate de que comes bien, haces ejercicio y descansas. E intenta equilibrar tu vida personal y laboral. Tómate tu tiempo de descanso, practica tus hobbies y “destecnologízate”.

Estas siete recomendaciones se han extraído de”Tecnoestrés” de Susana Llorens, Marisa Salanova y Mercedes Ventura (pag 157).