El turismo del futuro

Escrito por Elena el 5 septiembre, 2011
Ciencias políticas, Economía, Fotos, Hostelería y Turismo, Novedades 2011

0

El pasado 31 de agosto se celebró el día mundial del turismo. En mayor o menor medida, todos tenemos contacto con este ámbito como usuarios y tenemos nuestras propias percepciones y experiencias sobre qué cosas funcionan y cuáles se deberían cambiar. Quién no se ha fijado en algunas zonas de la costa española (y en muchos otros países) en la enorme presión inmobiliaria sobre la línea de playa. Así pues, uno de los retos fundamentales del mercado turístico mundial consiste en seguir creciendo de forma respetuosa con el medio ambiente, el patrimonio cultural y las sociedades que lo acogen.

El libro “Estructura general del mercado turístico“, coordinado por Juan Ignacio Pulido y Antonia Sáez, analiza los aspectos más importantes de la actividad turística (concepto y evolución, tipologías, políticas, oferta y demanda, la innovación tecnología) e incluye un capítulo muy interesante sobre el turismo sostenible. En este apartado se recoge la definición de turismo Sostenible de la Organización Mundial del Turismo elaborada por el Comité de Desarrollo Sostenible de Turismo que reproducimos a continuación.

“Por lo tanto, el turismo sostenible debe:

1) Dar un uso óptimo a los recursos ambientales, que son un elemento fundamental del desarrollo turístico, manteniendo los procesos ecológicos esenciales y ayudando a conservar los recursos naturales y la diversidad biológica.

2) Respetar la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas, conservar sus activos culturales arquitectónicos y sus valores tradicionales, y contribuir al entendimiento y a la tolerancia intercultural.

3) Asegurar unas actividades económicas viables a largo plazo, que reporten a todos los agentes unos beneficios socioeconómicos bien distribuidos, entre los que se cuenten oportunidades de empleo estable y de obtención de ingresos y servicios sociales para las comunidades anfitrionas, y que contribuyan a la reducción de la pobreza.

Central Park: Un pulmón verde en medio de Manhattan

El desarrollo sostenible del turismo exige la participación informada de todos los agentes relevantes, así como un liderazgo político firmepara lograr una colaboración amplia y establecer un consenso. El logro de un turismo sostenible es un proceso continuo y requiere un seguimiento constante (…)

El turismo sostenible debe reportar también un alto grado de satisfacción a los turistas y representar para ellos una experiencia significativa (…)”.

(procede de OMT;  Indicators of Sustainable Development for Tourism Destinations OMT Madrid. 2004:7; citada en pag 259-260 de Estructura general del mercado turístico de Pulido y Sáez).

Esta detallada definición de la OMT del turismo sostenido nos parece un punto de partida excelente para repensar el turismo del futuro. ¿Tienes alguna experiencia u opinión respecto a este tema? Nos encantará que la compartas con nosotros mediante un comentario.

Adiós al mes de agosto

Escrito por Elena el 2 septiembre, 2011
Historia, Origen de las palabras

0

Acabamos de terminar el mes de agosto, así que es un buen momento para conocer la historia del nombre de este mes. En el mundo romano, este mes recibió el nombre de sextilis hasta el año 24 a.C.,  al ser el número seis, dado que el año romano antiguo empezaba en marzo. Ya en el año 45 a.C Julio César había introducido cambios en el calendario y a instancias de Marco Aurelio se rebautizó el mes quintilis como iulius en honor a Julio César.

En el año 24 a.C. el emperador Cayo Julio César Octavio, conocido como Augusto (que significa “digno de respeto” y “consagrado por los buenos augurios”), siguiendo la línea de Julio César, quiso rebautizar el mes con su propio sobrenombre, además de sumarle un día más para que su periodo no fuera más corto que el de Julio César (julio tiene 31 días). Para conseguir los dos días que necesitaba para igualar agosto con julio, reorganizó el calendario y le quitó días sobre todo a febrero, hasta que los meses quedaron con la duración actual.
Además este mes se eligió para honrar al emperador porque durante él derrotó a Cleopatra y a Marco Antonio y entró como vencedor en Roma.

(La mayor parte de la información se ha extraído del Diccionario del origen de las palabras de Alberto Buitrago y J. Agustín Torijano, Espasa; Madrid, 2008, pag 3)

Entre vinos

Escrito por Elena el 1 septiembre, 2011
Hostelería y Turismo, Novedades 2011

0

¿Sabías que hay vinos que se denominan tranquilos y otros que se consideran nobles? Parece que los caldos tienen mucho que ver con los seres humanos, a juzgar por los adjetivos que se le aplican. Según cuenta Andrés Oliva en “Sumillería. El vino y su servicio“, en función de su contenido en carbónico, cabe hablar de vinos tranquilos, de aguja y espumosos (de menor a mayor proporción de gas). Por la forma de envejecimiento se habla de vinos nobles (a partir de 18 meses), añejos (desde los 24) y viejos (36 meses de envejecimiento con oxidación), mientras que en el caso de los Vinos de Calidad Producidos en Región Determinada, la clasificación, muy conocida, incluye vinos jóvenes y crianzas, y dentro de este apartado, a su vez, crianza (tinto, 2 años; blanco y rosado 18 meses) reserva (tinto, 3 años; blanco y rosado, 2)  y gran reserva (tinto, 5 años; blanco y rosado, 4).

Una de las denominaciones de origen españolas más conocidas es la de Rioja

El libro “Sumillería”, dirigido tanto a estudiantes de hostelería y turismo como a aficionados y profesionales del vino, trata sobre la cultura del vino, la influencia de la viticultura y de los métodos de vinificación en el resultado final de los caldos, los métodos de cata de vino, y también ofrecer un recorrido por la geografía vinícola mundial.

"Sumillería. El vino y su servicio" de Andrés Oliva de Paz

Así, nos enteramos de que la uva cariñena es la variedad más cultivada a nivel mundial, seguida por la Merlot y que la Cabernet Sauvignon es la uva más extendida y conocida.

Estos y otros aspectos del mundo del vino y su servicio los comentará Andrés Oliva de Paz en la presentación de su libro mañana día 2 de septiembre, en la Casa de la Cultura del Ayuntamiento de Ocaña (Toledo, España), a las 20 horas.

De vuelta

Escrito por Elena el 29 agosto, 2011
Hostelería y Turismo, Novedades 2011, Psicología

0

Hoy lunes 29 de agosto volvemos a nuestra tarea “sintética” con energías renovadas, después de unas semanas de relax, lecturas y turismo. Como aún tenemos las vacaciones muy presentes y como es posible que muchos de nuestros lectores todavía estén disfrutando de ellas, es buen momento para ojear el libro “Procesos de guía y asistencia turística“. En la página 273, por ejemplo, se habla de las principales tipologías de clientes de viajes organizados. El autor, Carles Picazo, indica que sus tipos no tienen un carácter científico y que su objetivo es ayudar al guía turístico a identificar y neutralizar las tipologías que puedan ser nocivas para el éxito del servicio turístico. Veamos cuáles son estos tipos:

a) Las pateadoras. Mujeres de unos treinta años, de pequeñas ciudades o zonas rurales, sin dominio de idiomas. Van en grupos de dos o tres amigas y quieren verlo todo por su cuenta.

b) Los sabelotodo. “Conocen cuatro palabras de un idioma y ya creen que lo hablan. Harán preguntas con respuesta incluida… Les gustará pedir cosas fuera de lo común.”

c) Los profesionales de la reclamación. Personas que se quejan por todo.

d) Los exigentes. Se trata de personas exigentes, pero ecuánimes: si el guía hace algo bien, lo reconocen y aprecian.

e) Los extravertidos amistosos. “Gente feliz, con dotes innatas para el liderazgo”.

f) Los introvertidos. “Parecen clientes fáciles, pero no lo son, pues nunca se sabe lo que están pensando realmente”.

g) Los pesados. “Este cliente puede tener al guía bloqueado durante horas hablando de sus hijos, del tiempo, de su último viaje… de lo mucho que se parece el conductor a un familiar suyo, etc”.

(Op. cit. pag 273-277)

¿Con cuántos de estos tipos te has topado este verano? ¿Y otros años? ¿Se te ocurre algún otro tipo relevante para añadir a estos?

Carles Picazo indica cómo debe relacionarse el guía con cada uno de estos tipos para evitar que dificulten su tarea. En realidad muchos de sus consejos son aplicables también para diversas situaciones comerciales, no únicamente para contextos turísticos.

Leer en todas partes

Escrito por Elena el 26 agosto, 2011
Fotos de Madrid, Lengua y literatura, Turismo

0

Desde hace más de una década los vagones de metro de Madrid cuentan con unos viajeros muy peculiares. No pagan billete, recorren cientos de kilómetros al día y están a la vista de todos esperando que les prestemos atención.

Son discretos, no destacan mucho en medio del bosque de brazos, piernas, y músicos, y paquetes que pueblan el suburbano madrileño, pero los usuarios observadores habrán reparado en estas superficies planas, con texto e ilustración.

A continuación, un ejemplo:

El metro madrileño tiene reproducciones de primeras páginas de libros con ilustraciones

Se trata de la iniciativa “Libros a la calle“, puesta en marcha por el Ministerio de Cultura, la Federación de Gremios de editores y que consiste en repartir por el sistema de transportes público de Madrid carteles con la primera página de distintas obras de narrativa y poesía de diversos autores.

Se han reproducido textos de Miguel Delibes (“Viejas historias de Castilla la Vieja”), Mario Benedetti (“Inventario”), Carmen Laforet (“La mujer nueva”), Mercè Rododera (“La Plaza del Diamante”), José Emilio Pacheco (“La edad de las tinieblas”), Álvaro Cunqueiro (“El pasajero en Galicia”) y hasta de Santigo Auserón (Canciones de Radio Futura) entre otros. Para saber más sobre los autores de los que se han publicado carteles de este tipo e información complementaria, visita este enlace.

¿Qué tienen en común Velázquez y la tónica?

Escrito por Elena el 23 agosto, 2011
Arte, Novedades 2011, Pintura

0

Con algunos artistas, cineastas y escritores ocurre que al principio cuesta “entrar” en ellos, por su densidad, su complejidad o porque han desarrollado un mundo tan propio que en el contacto inicial resulta confuso o produce rechazo. Los anglosajones tienen una expresión para esto que proviene del paladar: “acquired taste” (gusto adquirido), algo que te termina gustando tras un periodo de adaptación, un poco como se comentaba en aquel anuncio de tónica de hace años.

Al pintor del expresionismo abstracto americano Esteban Vicente le ocurrió algo parecido con Velázquez. Cuando Irving Sandler le preguntó en 1968 qué opinaba del autor de Las Meninas, el pintor nacido en la provincia de Segovia contestó lo siguiente:

Cuando mi padre me llevaba al Prado me aburría muchísimo. Y luego solía ir por mi cuenta y me tomó mucho tiempo entender a Velázquez. Es un pintor muy difícil. Pero una vez que logré entenderlo me pareció lo más fantástico en el mundo. Tiene una gran cualidad: es el autor más austero que conozco, es capaz de hacer algo muy complejo de la manera más simple. Me di cuenta de eso después de muchos, muchos años. Y desde luego creo que esa cualidad de la que te hablo está presente en toda su obra. Me refiero a esa sensualidad que no se nota a primera vista (…) Es tan cálido y humano. Es fantástico.

Lo curioso del caso es que por sus características la obra del propio Esteban Vicente requiere estar familiarizado con la pintura abstracta. Para muchos, el arte abstracto sigue siendo como la tónica, un sabor recio y poco frecuente al que hay que habituarse.

Esta conversación pertenece al libro El paisaje interior. Escritos y entrevistas – Esteban Vicente. Para saber más sobre este pintor, consulta la web de su museo.

¿Te ha pasado algo parecido con algún escritor o pintor? Nos encantará que nos lo cuentes en un comentario. Yo reconozco que la primera vez que leí “El nombre de la Rosa” me atraganté un poco con sus extensas descripciones, pero en posteriores lecturas me ha gustado (y la película de Jean Jacques Annaud está muy bien).